Los trabajadores de la prueba

rojo

Los ‘trabajadores de la prueba’ intentaban determinar en sus laboratorios que ver todo rojo era una enfermedad sensorial.

Tomaron 100 ojos para comprobar si, efectivamente, existía una anomalía médica a la que llamarían Rednititis. Pero les faltó incluir algo en el laboratorio para averiguar si, efectivamente, era una anomalía ocular.

Ningún científico metió las calles ni las puertas ni las aceras rojas por donde paseaban los afectados. Pensaban que no importaban porque no tenían ninguna máquina que supiera convertirlos en variables medibles.

Deja un comentario

MAR ABAD - 2017
Licencia de Creative Commons

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.