Los fantasmas de la máquina

maquina

Ahí estaba el residuo rebelde del algoritmo.

Los humanos no lo habían visto y por eso decían que por fin dominaban el futuro.
Proclamaban que el mundo les pertenecía para siempre. Pero no habían advertido la auténtica realidad.

La empatía se había colado por una rendija de sus computadoras y entonces todo se vino abajo. Su pretendido control planetario se convirtió en una ficción. El poder real residió hasta el fin de los tiempos en los fantasmas de la máquina.

Deja un comentario

MAR ABAD - 2017
Licencia de Creative Commons

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.