Es todo vísceras

La atracción, la nostalgia y los celos se agarran a las vísceras como garrapatas.
Y así una ausencia puede doler como un bocao de perro. Un desengaño, como el vacío de estómago. El ensimismamiento, como vértigo pancreático.
Pamuk, un escritor inigualable, lo ha hecho institución: lo expone hoy en el Museo de la inocencia.

Así es la anatomía de los sentimientos. El estudio de las alegrías y las penas como si estuvieran en las manos de un médico forense.

Deja un comentario

MAR ABAD - 2019
Licencia de Creative Commons

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.