El ascensor

ascensor

El ascensor, per se, es una máquina del diablo. A menudo se conforma con ser una maldita institución burguesa pero en este edificio de Belgrado representa la expresión más profunda del horror.

La puerta se abre con una llave, como si entraras a una casa, pero en su interior apenas caben dos personas tiesas como un palo.

Las paredes son de madera de pino y el sonido es lento, como si una polea reumática, agotada, peleara contra todas sus fuerzas para llevar ese ataúd volante hasta el piso 2.

Deja un comentario

MAR ABAD - 2017
Licencia de Creative Commons

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.